Desafíos Interdisciplinarios en la Formación Universitaria

Columna de Paulina Contreras Correa, Docente Investigador

La capacidad de trabajo interdisciplinario para responder a los desafíos creativos que impone un mercado complejo y cambiante, es un requerimiento para los profesionales de la empresa actual, donde un producto no puede ser creado por un individuo solo. Generando un traslape de responsabilidades entre profesionales de disciplinas distintas,  e interdependencia entre el diseño y producción de bienes innovadores. Frente a esto, es una necesidad incorporar capacidades creativas e interdisciplinarias a todo nivel de empresas y por ende a las mallas de estudios universitarios.

El mundo pasó de production driven a customer driven. Las empresas no sólo están enfocadas en producir con altos estándares de calidad, sino además, se enfrentan al permanente desafío de satisfacer clientes cada vez más variados y cambiantes, donde la compleja y creciente oferta de bienes con atributos cada vez más diferenciados e innovadores desafía las capacidades creativas de la empresa. Esto no sólo afecta a los propietarios de empresas ya establecidas, sino también a emprendedores que ambicionan entrar en el mercado.

Los empresarios de éxito deben ser creativos y aprender a un ritmo diferente, de lo contrario, no pueden sobrevivir. En este sentido, aprender más rápido que sus competidores se convirtió en la única ventaja competitiva sostenible en un entorno de rápido cambio e innovación donde la producción, la usabilidad, y la creatividad están más vigentes que nunca.

Esta intersección entre producción, usabilidad y creatividad, pone a las disciplinas diferentes, como son por ejemplo: diseño, ingeniería, economía y negocios, en una interconexión de responsabilidades para el diseño y producción de productos y servicios que provienen de soluciones que no pueden ser abordadas por un individuo solo.

El diseño responde a requerimientos interdisciplinarios, potencia su valor y se proyecta en el trabajo con otros profesionales. Por ello, la creatividad en el contexto de más de una disciplina es particularmente relevante en el campo del diseño. Y no sólo porque ésta es motor de la innovación, sino porque además el diseño per se es una disciplina que debe trabajar e interactuar no solo con, sino para otros.

La Facultad de Diseño de la UDD ha definido como una de sus líneas de investigación la innovación interdisciplinaria, y dentro de ella el estudio de la creatividad aplicada. Actualmente se están ejecutando cuatro proyectos de investigación en esta línea, cuyos resultados presentan una posibilidad real de crear herramientas que aporten mejoras futuras en las dinámicas de trabajo, tanto en los profesionales que ejercen actualmente como en los sujetos que se preparan para el mundo profesional.

LINK PUBLICACION

http://www.jotmi.org/index.php/GT/article/view/art299

 

Compartir