SEDA, CRISTAL, PLATA, PAPEL, MADERA Y CERÁMICA / COLECCIÓN DE LIBROS SOBRE LAS ARTES DECORATIVAS EN CHILE DESDE EL ANÁLISIS DE SUS MATERIALES

Coca Ruiz Columna de Coca Ruiz,  Diseñadora UDP, especializada en arte & moda Parsons School of Design NY.
Profesora Taller de Título de Investigación UDD

Con el objetivo de investigar nuestro patrimonio cultural tangible, constituido de influencias y estilos locales / globales, surge el proyecto de formalizar el estudio desarrollado en la asignatura Metodología del Diseño, en una colección editorial, que revela la forma en que los objetos de las Artes Decorativas transformaron nuestro entorno socio cultural y estético a fines del siglo XIX y principios del XX.
Para el desarrollo del proyecto, se estableció un vínculo directo con los centros de documentación del Museo de Artes Decorativas y el Museo de la Moda, instituciones que comparten el interés de conservar, investigar, comunicar y exhibir nuestro patrimonio objetual.

Colección editorial “Artes Decorativas en Chile: seda, cristal, plata, papel, madera y cerámica”

Definición de “estilo artístico”
Según el filósofo, sociólogo y crítico de la cultura francesa Jean Baudrillard (1929 – 2007) la expresión “estilo artístico” se puede definir como: “Un conjunto identificable de características que permiten agrupar a una serie de obras o autores que comparten elementos estables en cuanto a su forma y contenido.” (1)

Las Artes Decorativas en Europa
Europa vivió a final del siglo XIX y primeros años del XX cambios decisivos en las tendencias artísticas, influenciadas por la añoranza al pasado, rescatando la importancia de lo artesanal frente a la creciente mecanización. Como consecuencia, las nuevas tendencias formales apuntaron a la observación del cosmos y la naturaleza “Siluetas graciosas onduladas, delicadas, donde frecuentemente se ven reflejadas las formas de lo natural, en flores, insectos, aves, peces e incluso en animales mitológicos como los dragones.” (2)
Estas modificaciones se extendieron a todo tipo de artes, no solamente relacionadas con la arquitectura, produciéndose infinidad de objetos de pequeña y mediana escala.
Las nuevas actitudes sociales ante el hecho artístico, fueron teorizadas por el sociólogo inglés, John Ruskin (1819 -1900) quién promovió la idea de que cualquier objeto de uso común evolucionaría hacia un objeto artístico, a través de la elaboración manual y la ornamentación.
A este fenómeno que hoy conocemos como Artes Decorativas, también se lo denominó Artes Menores o Artes Auxiliares, precisamente por su carácter de revestimiento y subordinación a otras artes como la arquitectura, atendiendo a un carácter estético por sobre uno funcional.
La posibilidad de reproducir técnicamente pequeños tirajes, sumado a exhibiciones, remates y viajes permitió la migración de estos objetos a otros continentes.

Las Artes Decorativas en Chile
Hacia 1870 las clases sociales altas chilenas, asimilaron un nuevo estilo de vida, basado en el modelo neoclásico europeo, particularmente francés. El entorno doméstico cambió, instalando un nuevo repertorio de objetos alejado de la herencia colonial.

ad_ruiz_dic_02Jarro de plata, 1890. Investigación de: Magdalena del Valle, M. Paz Donoso y Sofía Muzard.

Estos nuevos objetos, se definían como “obras principalmente utilitarias en forma o función, pero con un valor estético proporcionado por el embellecimiento del diseño” (3)

Tabla de análisis morfológico, objetos de platería, 1890 – 1920. Investigación de: Magdalena del Valle, M. Paz Donoso y Sofía Muzard.

Materiales como la cerámica, la plata, la seda, el algodón, la madera, el cristal y el papel adquirieron un protagonismo inusual al convertirse en pequeñas obras de arte.

Presencia femenina en la fabricación de cerámica, 1942. Investigación de: José Manuel Calaf, Paula Charlin y Antonia Wolleter.

La paleta de colores, las texturas y las terminaciones de los objetos se modificaron, al importarse objetos de decoración de elaboración europea de fines de siglo XIX.

Tabla de análisis morfológico, objetos de cerámica de Fábrica de Lota, 1930 – 1940, Chile. Investigación de: José Manuel Calaf, Paula Charlin y Antonia Wolleter.

Este cambio de paradigma estético promovió una sofisticación de los modales sociales, con nuevos patrones de comportamiento en cuanto al uso correcto de los objetos y su relación con el entorno.

Estribo de plata inglés, 1897. Investigación de: Magdalena del Valle, M. Paz Donoso y Sofía Muzard.

Museo de Artes Decorativas (MAD)
Muchos de los objetos pertenecientes a las Artes Decorativas de los siglos XVIII al XX se encuentran en el MAD.
Si bien la mayoría de los objetos son de origen europeo, durante los últimos años el Museo ha incrementado sus colecciones, a través de la adquisición de objetos utilitarios y decorativos producidos por fábricas nacionales en vidrio, cerámica, porcelana y metal, conformando las nuevas colecciones de manufactura local como Cristal Yungay, Cerámica de Lota, Fanaloza, Mademsa y Florencia.

Cristales Yungay, 1910, Chile. Investigación de Alejandra Contreras, Ricardo Marín y Sofía Osiadacz.

Los alumnos investigaron en profundidad estas colecciones con el interés de rescatar aquellos objetos que por su diseño y uso hablan de los gustos y costumbres de la sociedad de la época y del desarrollo que experimentaron las Artes Decorativas y el patrimonio industrial local.

Figura decorativa de cerámica de Lota, 1935, Chile. Investigación de: José Manuel Calaf, Paula Charlin y Antonia Wolleter.

Museo de la Moda
Esta institución privada reúne, conserva y expone principalmente prendas de vestir que han sido adquiridas en remates internacionales. Actualmente cuenta con más de 15.000 piezas divididas en cuatro grandes sectores, la colección Documental, la colección Textil, la colección de Accesorios y la colección de Artes Decorativas.

Vestido de seda y algodón 1890. Investigación de Catalina Martínez y Javiera Villanueva.

Es en esta última colección, donde se encuentran piezas de vestuario femenino de la Belle Epoque, tales como vestidos, tocados y complementos elaborados principalmente en seda y algodón.
Los alumnos investigaron en profundidad estas piezas con el fin de registrar y analizar su contexto social de uso, facilitando su lectura estética desde la perspectiva disciplinar del Diseño. Además pudieron acceder al Centro de Documentación del Museo, que cuenta con más de 6.000 publicaciones de moda y diseño.

Tabla de análisis morfológico, vestidos de seda y algodón, 1890 – 1900. Investigación de: Catalina Martínez y Javiera Villanueva.

El contenido de la investigación
El contenido de la investigación fue desarrollado en su totalidad por los alumnos de pregrado del curso Metodología del Diseño de la Facultad de Diseño de la Universidad del Desarrollo (UDD) con el apoyo de su profesora Coca Ruiz y ayudante Alejandra Sirhan. Relevando la procedencia de los objetos, las cualidades estéticas propias del arte y el diseño presentes en su manufactura y la investigación desde su valor patrimonial y socio-cultural, por medio de una vinculación creativa, propositiva y reflexiva.

Publicación impresa con ornamentos florales, 1766. Investigación de: Francoise Litvak, Augusta Pesce y Sofía Pisani.

Fábrica de Cerámicas de Lota, 1949. Investigación de: José Manuel Calaf, Paula Charlin y Antonia Wolleter.

Interior libro “Algodón y Seda”. Investigación de: Catalina Martínez y Javiera Villanueva.

ad_ruiz_dic_14Interior libros “Plata” y “Cerámica”. Investigación de: Magdalena del Valle, M. Paz Donoso y Sofía Muzard y de: Investigación de: José Manuel Calaf, Paula Charlin y Antonia Wolleter.

Referencias bibliográficas:
(1) Baudrillard Jean (2006) El complot del arte: ilusión y desilusión, Buenos Aires. Editorial Amorrortu.

(2) Pevsner Nikolaus (2000) Pioneros del diseño moderno, Buenos Aires. Ediciones Infinito.

(3) Chilvers Ian (1992) Diccionario de Arte, Madrid. Alianza Editorial.

Compartir