Alumni de Diseño creó emprendimiento que entrega contención a bebés prematuros

“600 gramos de vida” fue su proyecto de título que luego recibió apoyo de concursos internos UDD y de Fondef, entre otros.

“600 gramos de vida” es el nombre del proyecto de la alumni de Diseño de la Universidad del Desarrollo, Candelaria Molina Raffo, que busca entregar contención a bebés prematuros a través de un colchón que intenta imitar las condiciones mecánicas del útero materno, para darle un correcto desarrollo fisiológico y neuronal al bebé.

El emprendimiento nació como su proyecto de título, que en un principio buscaba solucionar la calidad de espera de los pacientes en el sistema público, principalmente niños, pero al observar en sus fichas que muchos de ellos asistían como consecuencia de la prematuridad, cambió el enfoque y terminó desarrollando ‘600 gramos de vida’.

“Lo que observé fue su ficha de ingreso (anamnesis). Muchos de ellos venían (por ser invierno) con problemas de asma y neumonía porque el sistema respiratorio se ve muy afectado al nacer prematuramente. La doctora Paula Daza fue clave en este proceso, ya que ella fue quien me guió y me contó sobre el problema del sistema respiratorio, siendo una causa común al ser prematuro. Entonces el enfoque cambió al ser una realidad que afectaba a muchos niños: en Chile nacen 18 mil niños prematuros y en el mundo 15 millones”, indicó.

Según señaló la alumni, el colchón trabaja a través de la elasticidad del material, actuando como un útero para lograr fortalecer la musculatura del bebé, estimularlo sensorialmente y ayudarlo con el sistema propioceptivo. De acuerdo a la profesional, el proyecto fue creado bajo la metodología Design Thinking para comprender el actuar del personal de salud, por tanto, el diseño está pensado para facilitar y mejorar la labor de este.

“El colchón se preocupa de trabajar los problemas del recién nacido desde el inicio para evitar que lleguen a terapias después; mejorar su estadía en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (UCIN) y disminuir la percepción de dolor de los padres que ven a su bebé en la incubadora”, explicó Candelaria y agregó: “Tal vez el hecho de ser mamá sensibilizó en mí la compasión por estos niños. Observar y entender la fragilidad humana donde necesitamos de alguien para subsistir, que nos alimente, proteja y entregue amor”.

La diseñadora busca llegar a instituciones públicas y a familias de bajos recursos con un diseño de calidad y de bajo costo en su fabricación. “No hay sistema de contención que permita llegar al punto medio que llega ‘600 gramos de vida’, por ejemplo, mantener al bebé en la posición flectora, y a su vez, permitir el movimiento voluntario e involuntario del niño con seguridad”.

Actualmente el producto está en etapa de validación y se espera que esté listo en marzo del próximo año.

EMPRENDIMIENTO

Candelaria fue parte del Demo Day UDD -evento que premia a las iniciativas más destacados de la Universidad- obteniendo el primer lugar gracias a su proyecto y luego participó en Acelera UDD – programa que apoya emprendimientos que emergen de la UDD para aumentar su probabilidad de éxito-. “Muy grata la experiencia en ambas, refuerzan los ítems, te guían para poder postular a nuevos fondos y tienen una comisión que critica de forma positiva para mejorar el proyecto”, puntualizó.

Asimismo, se adjudicó fondos de la convocatoria VIU, Tecnología y Salud (Fondef). También participó en el programa SSAF Desafío Diseño, lideradas por ‘Mujeres del Pacífico’, CORFO y Escuela de Diseño UC. Y fue becada por ‘Comunidad Mujer’, organización independiente que apoya a emprendimientos femeninos a través de charlas, mentorías personalizadas y couching.

En cuanto a su experiencia como emprendedora, la diseñadora señaló: “Hay que tener perseverancia y tolerancia a la frustración porque esto es lo que me mantuvo con las fuerzas para seguir adelante”.

Finalmente, Candelaria comentó que, en un futuro, le encantaría poder hacer una línea de productos médicos de excelencia, en base a una investigación de vanguardia y tecnología, que se muestren como productos que buscan mejorar la salud.

Compartir